Tel: 349 80 00

Calle 20 #7-40 Pereira - Risaralda(Colombia)

Conoce nuestra ubicación dando clic aquí

DIÓCESIS DE PEREIRA

PARA QUE CRISTO ESTÉ EN TÚ CORAZÓN Y EN TUS LABIOS

Ministerio de Acción Social

ILUMINACIÓN DOCTRINAL

No podemos pasar por alto las profundas enseñanzas del Papa Francisco en el capítulo IV de la exhortación Apostólica “Evangelii Gaudium” (176-258). Estos números representan un avance profético de gran trascendencia para la vida, no solo de la Iglesia, sino de todas las naciones del mundo. Percibimos gran valentía, contundencia y claridad. Una tarea propia de este ministerio es enseñar y comenzar a practicar esta doctrina.


Con respecto a la insensibilidad frente a los pobres, el Santo Padre nos dice: “Nadie debería decir que se mantiene lejos de los pobres porque sus opciones de vida implican prestar más atención a otros asuntos. Esta es una excusa frecuente en ambientes académicos, empresariales o profesionales, e incluso eclesiales. Nadie puede sentirse exceptuado de la preocupación por los pobres y por la justicia social: La conversión espiritual, la intensidad del amor a Dios y al prójimo, el celo por la justicia y la paz, el sentido evangélico de los pobres y de la pobreza, son requeridos a todos. (EG 201).



OBJETIVO GENERAL

Propiciar el conocimiento y la incidencia de la doctrina social de la Iglesia en todos los ámbitos de la sociedad civil y al mismo tiempo estimular a los católicos para que seamos conscientes de todos los compromisos morales de caridad y solidaridad para con los pobres, que son propios de la fe cristiana.



OBJETIVOS ESPECÍFICOS

  1. Perseverar en la búsqueda de métodos para contribuir a la reconstrucción del tejido social.
  2. No ahorrar esfuerzos para incidir en los centros de poder, para que los responsables de las políticas sociales,   tengan en cuenta la justicia, la equidad y la solidaridad con las comunidades más vulnerables.
  3. Consolidar en la espiritualidad de los fieles, una verdadera opción preferencial por los pobres.
  4. Buscar caminos para rescatar de las garras de la delincuencia a los adolescentes y a los jóvenes.
  5. Dentro de nuestros límites y posibilidades, tener una palabra oportuna de cara a la nueva realidad del país que   denominamos el post-acuerdo.
  6. Crear contactos permanentes con nuestra Universidad, para buscar luces que iluminen este nuevo escenario   político y social.



LÍNEAS DE ACCIÓN

  1. Consolidar este ministerio en todas las parroquias, favoreciendo la formación en la doctrina social de la Iglesia,   con el fin de ir más allá de lo meramente asistencial.
  2. Explorar caminos de acuerdos y alianzas con instituciones estatales y privadas, en orden a involucrarnos más en   las acciones sociales directas, intensificando más lo que respecta a los habitantes de la calle y con los internos   de las cárceles.
  3. Es algo definitivo convocar a los nuevos líderes de los conglomerados barriales y veredales, para orientarlos   como servidores de la comunidad.
  4. 4)  Consolidar y fortalecer los servicios de la pastoral social diocesana y de la fundación Cáritas: Banco de   alimentos, Centro de atención y escucha, Refugio Santa Marta.
  5. Buscar la interacción con los ministerios afines (Jóvenes, Familia, Salud, Educación), para realizar programas   conjuntos, ya que es preocupante el alto nivel delincuencial en los adolescentes y los jóvenes.
  6. Fortalecer la pastoral rural y de la tierra.
  7. Tratar de explorar la incidencia de la Iglesia en los proyectos del post-acuerdo.